Tarta de Frozen (otra vez), ahora para el cumpleaños de Lucía

lunes, 9 de junio de 2014


Este fin de semana hemos celebrado el cumpleaños de mi hija mayor, Lucía. 9 años ya, ains que se me hace grande!


Pero a pesar de crecer tan rápido, aún sigue siendo una niña a la que le encantan las películas de princesas. Igual que su hermana quiso que le hiciera una tarta de Anna, de la película Frozen, Lucía me había pedido que le preparara otra también a ella, aunque en este caso su personaje favorito es Elsa, la Reina de las Nieves, así que estaba claro que esta vez iba a ser ella quien coronase la tarta.



Como esta vez no me sentía animada para intentar un modelado de Elsa que quedara medio aceptable, estuve buscando ideas para la tarta, y vi ésta de Florentine Cupcakes. Me pareció una idea estupenda utilizar impresiones en azúcar para los personajes, porque se consigue volumen y distintas dimensiones pero sin tanta dificultad como implicaría modelarlos.




Para forrar esta tarta he probado por primera vez el fondant de Squires Kitchen, y debo decir que me ha parecido buenísimo: elástico, muy maleable, fácil de trabajar, no se hacen grietas al colocarlo sobre la tarta... Todo un descubrimiento, así que creo que va a ser el que utilice a partir de ahora.



Usé fondant de color blanco, y para conseguir el azul de los laterales empleé la misma técnica que en la tarta de Peppa Pig: se unta el fondant con una pequeña cantidad de Crisco, y luego se aplica un poco de colorante azul en polvo con un pincel y se extiende suavemente con los dedos, con movimientos circulares. El resultado es muy ligero, muy difuminado, y quedaba ideal para el acabado que le quería dar a esta tarta.


Y además de la tarta, preparé unos minicupcakes de vainilla con cobertura de crema de queso, porque el año pasado a los niños les encantaron y al ser así de pequeñitos se los comen fenomenal. También decoramos las bolsas de chuches y las botellas de agua a juego con el resto. Fue una semana intensa de trabajo repostero y de scrap (para éste fiché a mi marido y así se hizo un poco más llevadero), pero puedo asegurar que mereció la pena sólo por ver la carita que puso Lucía al entrar en el salón del cumpleaños y por el grandísimo abrazo que me dió al ver la mesa preparada y la tarta que había pedido. La ilusión de sus ojitos compensa todo ese trabajo y más.



Espero que os haya gustado tanto como a Lucía!

Muchos besos!
Montes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...