Scones de manzana y canela. Paso a paso.

viernes, 25 de enero de 2013


Whole Kitchen en su propuesta dulce para el mes de enero nos invita a preparar un clásico escocés: Scones.
 
 
Un scone es un panecillo individual de forma redonda, típico de la cocina del Reino Unido y originario de Escocia. Es un alimento muy común en desayunos y meriendas tanto del Reino Unido como de Irlanda, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos. En Escocia, las porciones triangulares de la torta de pan aplanada llamada bannock (probablemente el antepasado del scone) se conocen igualmente como scones.

Está elaborado con harina de trigo, centeno o avena, mantequilla y levadura. Se suele servir templado y abierto por la mitad, y aparece como un ingrediente del high tea (merienda-cena) en Escocia.

Los scones suelen ser dulces y contienen a menudo uvas pasas, arándanos, queso o dátiles. Existen también versiones saladas en el Ulster y en Escocia como los soda scones y los tattie scones, unos pastelitos de patata fritos. En Escocia, cuando los scones se fríen en vez de hornearlos son llamados girdle scones. La tradición de freír los scones es también muy común en Nueva Zelanda.

Cuando los chicos de CWK este mes nos propusieron esta receta, nos dejaron también como referencia una receta de Joy of Baking. Y después de mirar y remirar otras opciones, me ha parecido que es la mejor, aunque en mi caso, cómo no, la he adaptado ligeramente para añadirles.... manzana y canela!


Receta de scones de manzana y canela

(Adaptada de Joy of Baking)


Ingredientes:

- 260 g de harina de trigo

- 2 cucharadas generosas de canela.

- 50 g de azúcar blanquilla

- 10 g de levadura

- Una pizca de sal

- 75 g de mantequilla en cubitos muy fría

- 1 huevo batido

- 1 cucharita de extracto de vainilla

- 120 ml de nata

- 2 manzanas peladas y cortadas en taquitos



Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 190º. En un bol tamizamos la harina, la levadura y la canela.
  2. Añadimos la sal y el azúcar.
  3. Mezclamos todo ligeramente.
  4. Añadimos la mantequilla fría cortada en taquitos.
  5. Con las manos, o ayudándonos con dos tenedores, vamos mezclando.
  6. Debemos mezclar hasta que consigamos una textura arenosa, como migas.
  7. En un bol aparte, batimos el huevo y le añadimos la nata y el extracto de vainilla. Hacemos un agujero en el centro de nuestra mezcla de harina, y le añadimos los líquidos y la manzana cortada en taquitos.
  8. Vamos mezclando con los dedos, hasta conseguir una masa que se pueda trabajar, aunque sin esforzarnos demasiado. Los scones se caracterizan por tener una masa poco amasada.
  9. Ponemos un poco de harina sobre la superficie sobre la que vayamos a trabajar, y estiramos la masa dejando un grosor de unos 2 centímetros. Cortamos círculos con un cortador redondo, y los colocamos sobre la bandeja de horno, sobre la que habremos colocado un papel de hornear.
  10. Pintamos los círculos con un poco de nata, y horneamos de 15 a 18 minutos, hasta que esté dorados.
  11. Sacamos del horno y dejamos enfriar por completo en una rejilla.
Se pueden comer solos, o abiertos por la mitad y untados con mantequilla y mermelada, queso fresco... Los ingleses le ponen clotted cream, que es una nata con un 60% de grasa,  y mermelada, pero aquí en España es complicado encontrar esa crema. En mi caso la mayoría los hemos comido sólos, porque están deliciosos, aunque un par de ellos no pude evitar abrirlos y untarlos con queso crema y confitura de arándanos... Mmmm! Buenísimos!



Para los que se estén haciendo la eterna pregunta de si la crema debe ir arriba o debajo de la mermelada.... Los puristas aseguran que la crema se debe poner encima, pero realmente a la hora de degustarlo no sé cuál es la diferencia, así que por comodidad yo pongo la mermelada arriba! :-)

Os dejo un video de Joy of Baking estupendo, donde explica con todo lujo de detalles todo el proceso.



Espero que os gusten tanto como a mí.
Besos!
Montes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...