Tarta de muñeca Elsa (Frozen) - Paso a paso

lunes, 15 de junio de 2015

Tarta de muñeca Elsa (Elsa Doll cake)


Si. Otra vez Frozen. En mi casa llevamos dos años de monotema en los cumpleaños. Ya he hecho una tarta de Anna, una tarta de Olaf y una tarta con todos los personajes. Y cuando pensaba que ya no podía hacer ninguna más, llega Lucía y me pide una tarta del vestido de Elsa para su cumpleaños.



Tarta de muñeca Elsa (Elsa Doll cake)


Hace un par de años Lucía ya me pidió otra tarta de muñeca, en esa ocasión de Barbie. Pero esta vez quería hacerle una muñeca menos estática, en la que se notara más el movimiento del vestido. La tarta recrea el momento en que Elsa canta la canción tan famosa de la película, Let it go, y es que además la muñeca en cuestión canta de verdad la canción de marras, pulsando el botón que tiene en el centro del pecho. Así que el resultado no puede ser más realista :)


Tarta de muñeca Elsa (Elsa Doll cake)


Antes de ponerme con la tarta, estuve investigando un poco para conseguir inspiración. En Estados Unidos las tartas de muñecas (o Doll Cakes) son muy habituales. La última tendencia son las walking doll cakes, o tartas de muñecas caminando. Son justamente lo que yo estaba buscando, porque muestran movimiento y permiten mucha más imaginación con los vestidos. Buscando en concreto tartas de Elsa, encontré este estupendo tutorial, que es el que finalmente seguí para hacer mi tarta.


Tarta de muñeca Elsa (Elsa Doll cake)


La verdad es que parece complicado pero en realidad no lo es en absoluto. Sólo es bastante entretenido, pues hay que ir poniendo los pliegues poco a poco, intentando que queden naturales y con movimiento. Pero precisamente porque va todo cubierto con tanto pliegue, no es necesario tener tanto cuidado con la base como solemos tener en una tarta normal en la que esa base es visible.


Tarta de muñeca Elsa (Elsa Doll cake)



Tutorial paso a paso de tarta muñeca Elsa


1.- Vamos a necesitar un bizcocho grande del sabor que queramos, cortado en capas y relleno con la crema que más nos guste. En este caso yo he hecho dos bizcochos de 15 cm. de esta receta de bizcocho de chocolate, cortado en capas de unos 2 cm. de grosor (aunque me sobraron un par de capas). Para saber la altura que necesitaremos pondremos la muñeca al lado de la pila de bizcochos y nos debe quedar más o menos a la altura de la cadera de la muñeca.




2.- Una vez cortados y rellenados debemos tornearlos para darles la forma que queremos que tenga el vestido. Para mantenerlos en su sitio mientas los cortamos, podemos ayudarnos de un par de palitos de brocheta clavados en el centro.




3.- Colocamos los bizcochos sobre un disco de diámetro un poco mayor, y vamos redondeando la parte superior de los bizcochos. Hacemos también un hueco (no demasiado profundo) en la parte delantera de lo que será el vestido, que será donde ponderemos a la muñeca. Los recortes que vamos haciendo los vamos colocando en la parte trasera, formando la cola.




4.- En este punto tendremos algo parecido a un mojón, pero no os preocupéis, no hay nada que no se arregle con más chocolate por encima. Para cubrir las migas yo he utilizado ganache de chocolate negro (2 partes de chocolate por 1 de nata para montar), aunque también podéis cubrirla con buttercream. No hace falta ser muy perfeccionista ni dejarla bien lisa. Simplemente que quede cubierta por completo.



5.- Una vez bien cubierta toda la tarta con la ganache, llevamos a la nevera al menos una hora, o hasta que veamos que ha endurecido.




Como véis, no está ni mucho menos perfecta. Si fuéramos a hacer una tarta normal tendríamos que haber conseguido un acabado mucho más liso y uniforme, pero para ésta así nos sirve.

6.- Ahora cubrimos la tarta con una primera capa de fondant blanco. Tampoco hace falta que quede perfecto. A mí incluso se me manchó un poco de chocolate, pero no pasa nada porque luego va a ir cubierta por los pliegues. Cuando esté cubierta con el fondant, la colocamos sobre una base de tarta previamente forrada también con fondant blanco. La base debe ser lo suficientemente grande para que luego quepa por detrás la cola del vestido (yo he utilizado una base de 30 cm. de diámetro).




7.- Lavamos y secamos cuidadosamente las piernas de la muñeca, y cubrimos con papel film la pierna que vamos a poner dentro de la tarta. Luego clavamos esa pierna en el hueco delantero de la tarta, dejando la otra pierna adelantada.




8.- Colocamos una pieza un poco gruesa de fondant en la parte de arriba y por detrás de la muñeca, para hacer que luego los pliegues tengan un poco más de cuerpo.




9.- Hacemos lo mismo también por la parte inferior de atrás, para que el vestido descienda de forma más fluida formando la cola.




10.- Ahora empezamos con los pliegues. Comenzamos por la parte de delante, por detrás de la pierna que queda adelantada.




11.- Para formar los pliegues, estiramos fondant de color azul claro, sin dejarlo muy grueso, cortamos tiras de fondant de unos 7 cm. de ancho, y sobre la mesa formamos los pliegues en cada una antes de colocarla sobre la tarta.




12.- Las tiras de fondar las pegaremos a la tarta pincelándolas en la parte superior con un poco de agua. Las colocamos sobre la tarta y corregimos un poco la posición si fuera necesario. Si hemos dejado la tira de fondant demasiado larga, una vez colocada podemos recortarla por la parte de abajo con cuidado, con ayuda de un cúter exacto.





13.- Seguimos colocando más tiras de pliegues, siguiendo por el lado de la otra pierna. Al igual que antes, para pegarlas a la tarta las pincelamos con un poco de agua en la parte superior.







14.- Ahora comenzamos a cortar tiras más largas para colocar los pliegues de los laterales del vestido. Hacemos igual: cortamos la tira y formamos dos pliegues sobre la mesa. Luego lo colocamos sobre el vestido.





15.- Colocamos los pliegues a un lado y a otro de la falda, y terminamos con la tira del centro del vestido.



16.- Para rematar la parte de delante, colocamos unas tiras de volantes más cubriendo los pliegues frontales.




17.- Para conseguir un acabado brillante, a juego con el corpiño purpurinizado de la muñeca, rocié toda la falda con spray nacarado comestible, y coloqué un par de copos de nieve de fondant blanco para rematar los volantes frontales.




El voilà!Ya tenemos terminada nuestra tarta de muñeca Elsa andante! La verdad es que el resultado es espectacular.

Tarta de muñeca Elsa (Elsa Doll cake)

Tarta de muñeca Elsa (Elsa Doll cake)

Tarta de muñeca Elsa (Elsa Doll cake)

Tarta de muñeca Elsa (Elsa Doll cake)

Tarta de muñeca Elsa (Elsa Doll cake)


Normalmente el fondant que suelo utilizar para cubrir tartas es el Bridal White de Squires Kitchen, que es el que he usado para poner la primera capa base en esta ocasión. Si necesito algún color concreto lo suelo teñir a mano. Sin embargo, esta vez, como necesitaba bastante cantidad de fondant de un color azul muy concreto decidí comprarlo ya teñido. Del color que necesitaba no había disponible de ninguna de las marcas que suelo utilizar habitualmente, sólo había de la marca Madame Loulou, que no conocía. Me daba un poco de reparo comprarlo sin saber el resultado que iba a dar, pero al final decidí cogerlo. Y la verdad es que me ha sorprendido gratamente, porque ha dado la casualidad de que es ideal para hacer los pliegues. Tiene una textura que al principio me sorprendió, como de nubes, que al amasarlo lo notas que se expande ligeramente. Quizá para cubrir una tarta de la manera habitual no sé si me hubiera gustado, pero para formar los pliegues esa textura hacía que quedaran perfectamente en su sitio, sin hundirse. Así que he quedado encantada con él y probablemente lo use en más ocasiones.




Espero que os haya resultado útil el tutorial de hoy y que os animéis a preparar una tarta como ésta. Si tenéis cualquier duda, ya sabéis que intentaré ayudaros si me escribís al mail montesclarosortiz@gmail.com.

Besos!
Montes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...